El día que Dolli Irigoyen me ocupó el asiento…

Atrás habían quedado el último vuelo del Fokker de KLM y luego de visitar Madrid (donde fuimos invitados por Airbus a conocer las plantas de Illescas y Getafe), Londres y Amsterdam llegaba el momento de volver a casa.

El vuelo era en clase business de uno de los Boeing 777 de KLM y con 3 horas de anticipación nos presentamos en los mostradores del Aeropuerto de Schiphol para despachar el equipaje.

Con los boarding pass emitidos nos fuimos a esperar al VIP y de ahí, cuando llegó la hora de  embarcar, nos acercamos a la puerta asignada.

Ya con un pie dentro del avión nos fuimos a ubicar a los asientos asignados para disfrutar de la hermosa business de KLM…

El asiento que tenía era el de la fila 3 de la derecha, del lado del pasillo.

20

En la ventanilla ya estaba ubicada mi “compañera de asiento” que iba a resultar clave en esta historia.

Despegamos de Amsterdam, llegó la cena y luego el descanso tal como lo publicaba en el Post: “Volando de Amsterdam a Buenos Aires en business de KLM” 🙂

Sin demasiadas novedades durante el vuelo, con las primeras luces del día llegó el desayuno y luego la espera hasta la llegada a Buenos Aires.

Durante ese lapso aproveché para levantarme e ir al toilette y aprovechar a pasear un poco por el avión para tomar algunas fotos.

Cuando volví al asiento me encontré que estaba ocupado. Si bien al principio no entendía y pensaba que el equivocado era yo, estaba en lo correcto. Había una persona ocupando mi lugar.

Ya estaba por hacer el reclamo a la AFIP, a la ANSES, al Gobierno Nacional y a los Tribunales Federales cuando me di cuenta que la que estaba era ni más ni menos que la gran Dolli Irigoyen.

Como no podía ser de otra manera, me quedé helado. Seguía un poco dormido y me costaba relacionar que estaba haciendo ahí.

Cuestión que mi compañera de asiento era amiga de ella y estaban volviendo a Buenos Aires luego de hacer un tour a bordo de un crucero especializado en cocina.

Poco afecto a lo cholulo, no pude evitar en caer en la tentación y más como para mostrarlo luego a la familia y amigos, salió la foto con Dolli.

Media preview

Nos quedamos charlando un rato, nos contamos nuestras experiencias viajeras y luego se levantó para volver a su asiento en fila 1 que compartía con Osvaldo Gross 🙂

Ya en un marco de total confianza, le pregunté a mi compañera de asiento si podíamos cambiar y me podía dejar del lado de la ventanilla, cosa que accedió sin ningún problema.

27

Al ratito llegó el anuncio del capitán y aterrizamos en el Aeropuerto de Ezeiza para terminar así este fantástico viaje.

30

Como siempre digo, donde hay un avión hay una historia, hoy con el momento Cholulo 2017 y “El día que Dolli me ocupó el asiento…” 🙈🙈

Gracias a Llao Llao Hotel @LlaoLlaoHotel y sobre todo a Juano Flyer @juanoflyer por ser el disparador de esta pequeña y simpática historia 🙂

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG


8 respuestas a “El día que Dolli Irigoyen me ocupó el asiento…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s