Volando de Toronto a Santiago de Chile en clase Business de Air Canada

Si bien el plato fuerte de esta invitación de Air Canada (ver Post “Un día en las instalaciones…”) había pasado dos días atrás, en el Aeropuerto previo a embarcar, iban a quedar cosas por hacer y conocer 😉

Ese día comenzó con una pequeña nevada que pude disfrutar desde la ventana de la habitación del hotel y como el vuelo estaba programado para las 23.45hs tenía todo el día por delante para conocer más cosas de la hermosa ciudad de Toronto.

Por la tarde, luego de hacer el check out, me despedí del Bond Place Hotel, me fui a la estación de subte en Dundas Square y, al igual que a la ida, utilicé el extraordinario UP express para llegar rápidamente hasta el Aeropuerto.

De esta manera comenzaba la vuelta a casa luego de 4 extraordinarios días en esta magnífica ciudad…

Una vez en el Aeropuerto Pearson, tuve que caminar solamente unos pasos ya que la terminal del servicio UP está en la Terminal 1 desde donde arriban y parten los vuelos internacionales.

De hecho, si mal no recuerdo, es la única Terminal que está operativa en la actualidad…

Al llegar al hall de partidas me encontré con un lugar bien señalizado y dividido en sectores por número tal como se puede ver en la foto.

1

En mi caso, por viajar en Business, debía ir hasta el Sector 1 🙂

2

Al ingresar me encontré con un sector muy amplio y muy bien ambientado.

3

Era todo tan cómodo que aproveché los sillones para solucionar un tema con el despacho de equipaje ya que era demasiado temprano para hacer los trámites, cosa que fue solucionada muy eficientemente por personal de la compañía 🙂

Además con esta vista no podía irme del lugar tan rápido jajaja

4

Una vez que despaché el equipaje y me emitieron el boarding (cosa que pido para guardarlos como souvenir) me fui caminando hacia el puesto de seguridad de control de equipaje de mano.

5

Rápidamente ya estaba “del otro lado” y me dispuse a comprar algunas cositas para llevar a casa 😉

6

Como les contaba al inicio del Post la invitación de Air Canada incluía la visita al flamante y recién estrenado Salón VIP Signature y hasta ahí llegué para conocerlo.

7

Ahí aproveché a cenar a la carta (y vale la pena aclararlo, como un duque) y también algunas cositas dulces del buffet que ofrece este nuevo salón y que tendrán su correspondiente Post en los próximos días.

Cuando se hizo la hora de embarque me despedí del VIP y me fui caminando hasta la puerta asignada.

Unos metros antes de llegar, me acerqué al ventanal que da a la pista y me encontré con una tremenda sorpresa. Estaba todo blanco !!

8

El avión de la foto era el que debía embarcar y el que nos iba a llevar hasta Buenos Aires previa escala en Santiago de Chile.

Una vez que llegué a la puerta, y siendo el último del primer llamado (Zona 1), pasé por la fila de prioritarios mientras ya estaban pasando los de la “Zona 2”.

9

Ingresé por este enorme pasillo y luego por la manga.

10

Ahí pude ver bien de cerca al Boeing 777-300ER matrícula C-FNNQ que era el mismo del vuelo de ida 🙂

11

A esa altura y luego de haber conocido la clase business, la economy, el área de descanso de la tripulación, el cockpit y área de descanso de los pilotos, podía llamarlo un gran amigo 🙂

La clásica foto de perfil tuvo esta vez un hermoso bonus track, la nieve acumulada en el ala izquierda y sobre la superficie de la parte delantera del motor.

12

Ya a bordo de la aeronave me acerqué al asiento que tenía asignado, el 5K, una fila más atrás que a la ida.

13

Así se veía a esa hora de la noche, cosa que iba a cambiar minutos más tarde.

15

Mientras esperaba la partida, me puse a chusmear la carta para la cena. Obviamente con una copita de champagne para brindar y despedirme de Toronto 😉

14

Los minutos pasaban y el vuelo comenzaba a retrasarse. Afuera, como regalo de despedida, comenzaba a nevar. El espectáculo era sencillamente maravilloso 🙂

16

Finalmente, con algo de demora de la hora programada, nos empujaron hacia atrás y se encendieron los motores.

17

En la previa, mientras esperábamos que terminen de cerrar las puertas, me puse a charlar con Marco un tripulante de cabina de Air Canada que desde pequeño vive en Canada pero que conserva el “Argentino” ni bien cruzas las primeras palabras.

Charlando de todo un poco, me comentó que en esta época y por cuestiones de seguridad, se pasa siempre por la zona de “deicing” donde dos camiones de cada lado del avión se acercan y un operario desde una grúa opera una especie de aguja manguera para sacarle el hielo o nieve que se acumular en las alas.

18

Esto es primordial para que el avión pueda despegar.

Luego de pasar por esta zona donde estuvimos unos 10 minutos, rodamos hasta la cabecera de una de las pistas.

19

Y despegamos…

Al principio se sacudió bastante hasta que pasamos las nubes. Después todo se tranquilizó y encendieron las luces para comenzar el servicio.

Previamente habían pasado a preguntar que era lo que queríamos cenar y esta fue mi elección.

20

Después de la cena, sin llegar al postre, me relajé (no hizo falta mucho) y me desmayé en el asiento. Me creen si les cuento que me dormí con la campera puesta ? Si, así como lo leen…

Solo recuerdo que en dos momentos pasamos por turbulencias heavys, una por Jamaica (que incluso encendí el monitor para ver donde estábamos) y otra cruzando el Ecuador.

Un par de horas después me levanté, me “asomé” por la ventana y ya era de día.

21

Minutos después encendieron las luces y sirvieron el desayuno.

23

Afuera, esta postal…

22

Luego llegó el omelette, y “algo” de calorías. Eso si, el yoghurt para compensar jajaja

24

Una vez que retiraron las bandejas llegó el anuncio del descenso hacia el Aeropuerto de Santiago de Chile.

25

La aproximación final…

26

El aterrizaje 🙂

Estacionamos al lado de un Boeing 767 de LATAM y se apagó la señal del cinturón de seguridad.

27

Rápidamente se abrió la puerta del avión y desembarcamos por la manga.

La última imagen del hermoso Boeing 777-300ER de Air Canada.

28

La foto de arriba no fue la despedida, ya que luego de una breve escala en Santiago de Chile iba a embarcar nuevamente en este avión para llegar a Buenos Aires, cosa que sucedió ese mismo día por la tarde 🙂

Pero eso lo dejamos para el próximo Reporte de Vuelo.

Una vez más agradecer a Air Canada por esta magnífica invitación, por la buena onda de la tripulación, por el hermoso vuelo, y en particular a Valeria Smith por estar en todo momento pendiente si todo salía bien y encargándose de absolutamente TODO lo relacionado a este viaje.

Cruzarse con personas así, sobre todo por la calidad humana, da gusto. Gracias Vale !!

Diario de viaje:

Hasta la próxima !!/

DesdeElPatioBLOG


14 respuestas a “Volando de Toronto a Santiago de Chile en clase Business de Air Canada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s