Los últimos días y la despedida de Toronto

Ya aterrizado en Santiago de Chile en lo que será una breve escala previo a la llegada a Buenos Aires, durante el vuelo me puse a escribir lo que fueron las últimas horas en Toronto.

Luego de lo que fue “Un día en las instalaciones de Air Canada en el SOC y en el Aeropuerto Pearson” (link al Post), todavía quedó tiempo para seguir conociendo a esta hermosa ciudad.

Como parte de este diario de viaje, había terminado en el tren UP express “tirado” en el asiento donde quedé desmayado luego de una increíble y cansadora jornada, pero a su vez de esas que no te importan nada.

El UP express conecta el Aeropuerto con el downtown de la ciudad (que obviamente tendrá su historia en el Blog). Cuando llegué y salí a la calle tuve la disyuntiva en que convenía hacer…

Iba cayendo la noche, a pesar que eran las 5 de la tarde, y la vista a la Torre CN invitaba a quedarme paseando por el lugar.

1

Pero el frío, estaba algo desabrigado, y el cansancio pudieron más…

Entré a un Tim Horton, cafetería típica de Canada similar a Starbucks, y con un french vanilla en mano me fui caminando hasta el hotel.

Tenía unas 15 cuadras de distancia así que llegué molido ya que como no podía ser de otra manera, en el trayecto aproveché a conocer los lugares por donde iba pasando.

En ese recorrido me crucé con un lugar que se llama Beer Market, una cervecería ubicada en Yonge St. una de las calles más importantes del dowtown.

Luego de descansar un rato en el hotel me fui a cenar ahí para cerrar el día de la mejor manera.

2.5

Al día siguiente me tomé las cosas con mucha calma pero tampoco con tanta ya que quería seguir conociendo la ciudad.

Me fui a comprar algunas cositas al Eaton Centre, uno de los shoppings más grandes del lugar, el que luego les mostraría en este Periscope.

Gracias a Valeria Smith, una verdadera fenómena que a cada momento se preocupó por si me faltaba o necesitaba algo, más allá de que iba chequeando que todo lo que había preparado hubiera estado ok, me llegó el City Pass para que pueda ir a conocer las atracciones mas importantes de Toronto.

Fue entonces que luego de dejar las bolsas en el hotel decidí llegar hasta el lugar más alejado para ir a conocer la Casa Loma.

Para esto me tome el subte y luego de un viaje de unos 20 minutos llegué hasta la estación Dupont donde tuve que caminar algunas cuadras (y en subida !!) para llegar hasta la entrada.

2

Al tener el comprobante de la compra del City Pass tuve que hacer un corto trámite de canje por la chequera (que se hace por única vez) y rápidamente ya estaba adentro de la Casa para disfrutar de esta muy linda visita que incluye la subida a sus torres donde se pueden obtener unas hermosas vistas de la ciudad.

3

Al terminar el recorrido y salir de la casa, mientras volvía para el lado de la estación de subte, decidí volver caminando hacia el downtown.

Eran cerca de las 2 de la tarde y la idea era continuar visitando el acuario Ripley’s y subir a la Torre CN.

El trayecto era de unos 5 kilómetros y lo hice caminando cosa que me sirvió para conocer unos cuantos barrios de Toronto.

En el camino, bajando por la calle Spadina, me crucé con esta hermosa casa.

4.5

Con uno de los edificios de la Universidad de Toronto.

4

Con el edificio Daniels.

5.5

Y con el barrio chino con sus típicos mercados a la vereda.

5

Casi dos horas después de haber salido de Casa Loma, llegaba hasta el centro de la ciudad.

6

No podía más de hambre así que me metí en un pub a picar algo para luego con el estómago lleno llegar hasta el Acuario Ripley’s, otra de las atracciones incluidas en el City Pass.

7

Ya bien entrada la noche y al salir del acuario, caminé unos metros y llegué hasta la puerta de ingreso donde está la Torre CN.

Tuve la disyuntiva de subir o no ya que tenía 2 opciones: en ese momento que ya era de noche y estaba despejado, cosa que me iba a permitir tener una vista increíble, o jugármela al día siguiente (el último) y teniendo que depender del clima si había nubes bajas o no.

Me convenció la primera opción, y ya que estaba ahí, aproveché a subir 🙂

8

Ya eran cerca de las 21 horas y caminando de vuelta al hotel me crucé con el cartel de Toronto en la pista de patinaje pública ubicada en el Parque Nathan Phillips.

9

Al día siguiente, tenía que dejar el hotel a las 12hs y considerando que el vuelo salía cerca de las 12 de la noche, dejé el equipaje en la recepción y luego de hacer el check out me fui a conocer más puntos de la ciudad.

Afuera comenzaba a nevar y el frío se sentía cada vez más.

10

Me fui caminando hasta el St. Lawrence Market…

11

y de ahí a The Christmas Market ubicado en el corazón del Distillery District.

12

En este hermoso paseo el frío se sintió bastante… claro, se estaban dando las condiciones para la nevada de la noche y los días que se venían.

Ya era hora de volver al hotel a buscar el equipaje y comenzar la vuelta a casa. Todavía quedaban unas cuantas cosas por hacer.

A una cuadra del hotel estaba la estación Dundas donde me tomé el subte hasta Union Station.

13

En esa estación estٔá la terminal del UP express que me iba a dejar directamente en la Terminal 1 del Aeropuerto Pearson.

14

Como viajaba en Business me fui hasta el Sector 1, un hermoso sector exclusivo para despachar el check in y despachar equipaje.

15

Ya con el boarding pass en la mano pasé por los controles y me fui a conocer el recientemente inaugurado salón Signature Suite de Air Canada donde solo pueden ingresar personas que viajan en primera, invitados o portadores de tarjetas elite.

16

Cuando llamaron a embarcar, me fui a la puerta asignada y al ingresar a la manga pude ver el por que hacía tanto frío…

Con esta imagen del Boeing 777 de Air Canada, me despedía de la bellísima ciudad de Toronto.

17

Todavía quedaba el vuelo en Business a Buenos Aires con la escala en Santiago, pero eso lo dejamos para futuros Post 🙂

Toronto es una ciudad que me encantó y que sin dudas volvería. Siempre tuve la certeza que Canada me iba a encantar, es algo que mi Mamá me dice desde siempre hasta el día de hoy.

Por eso ahora tengo ganas de conocer otros lugares como Montreal, Otawwa, Quebec y por que no Vancouver, en la costa oeste…

Quien sabe más temprano que tarde vuelva a estos lugares bellísimos que descubrí gracias a esta invitación de Air Canada.

Muchas gracias Valeria Smith por todo. Por la preocupación constante para que mis días en la ciudad sean excelentes, por las recomendaciones como gran conocedora de la ciudad, por las gestiones realizadas, por lo buena onda que es y por hacerme sentir como que estaba en mi casa a pesar de la distancia con El Patio de Canning.

Siempre es lindo viajar y conocer nuevos lugares y más cuando conoces un servicio fabuloso como es volar con Air Canada.

Diario de viaje:

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG


27 respuestas a “Los últimos días y la despedida de Toronto

  1. Hermoso post, hace mil (16 años) que fui a Toronto y todavía la recuerdo gratamente. El año pasado estuve en Victoria, en la costa Oeste, una hermosura. Vancouver me quedó pendiente.

    Abrazos, y que siga girando la rueda!

    Me gusta

  2. Me encanto Toronto. Su arquitectura y sus calles para caminarlas.
    Conociste el PATH, esos tuneles que te llevan de un lugar a otro sin tener que salir a la calle?
    Lo que mas me gusto fue Casa Loma, St Lawrece Market y Toronto Island, que con el frío que hacia no creo que hayas ido.
    Tenes que volver (Atenti Vale!!), para conocer la preciosa Quebec y la espectacular Vancouver.
    Gracias por hacerme volver un ratito!!
    Abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s