Volando de Buenos Aires a Santiago de Chile en clase Business de AIR CANADA

Este viaje comenzó hace varios meses cuando recibía un mail con una invitación a volar por Air Canada para conocer sus aviones.

Tal como les contaba en el Post que dió comienzo oficial al viaje, estaba muy feliz por esta posibilidad que me dio la compañía.

Esa mañana tuve que ir al centro a trabajar y en horas del mediodía volví a casa para agarrar el equipaje y partir rumbo al Aeropuerto.

Con toda la adrenalina a cuestas, con toda la felicidad del mundo, con todo el orgullo por esta posibilidad, llegaba al Aeropuerto de Ezeiza comenzando así esta increíble experiencia…

Una vez que baje del remis me fui directamente hacia los mostradores asignados a Air Canada para despachar el equipaje.

Como viajaba en Business ingrese por la fila de prioritarios.

1

En cuestión de minutos me entregaron el boarding pass y sin mucho más que hacer subí por la escalera donde tomé la clásica foto con la hora.

2

En el primer control había muy pocos pasajeros.

3

Y lo mismo pasó en los scanners de Seguridad.

4

En migraciones había muy poca gente pero se demoró bastante (en proporción) ya que había pocos puestos habilitados.

5

Una vez del otro lado me fui a recorrer para ver si había algún avión y esperé unos minutos a que llegara el de Air Canada que aterrizó por pista 35 para luego ingresar a la posición de la puerta 10.

7

Luego me fui hasta el salón VIP de Star Alliance (link al Post para conocerlo en detalle) donde hice la previa de este vuelo.

8

Por los altoparlantes anunciaron el embarque del vuelo de Air Canada así que no tuve más que despedirme del VIP y llegar hasta la puerta 10.

9

Ahí me encontré con Fernando de Air Canada quien me estaba esperando para acompañarme al avión.

10

Ya desde adentro pude tener una mejor vista del Boeing 777-300ER matrícula C-FNNQ de 4 años de edad.

La foto desde la ventana de la manga.

12

Una vez adentro llegué hasta la fila que tenía asignada en clase Business.

14

Y me acomodé en el asiento 4K.

15

Desde que puse un pie en el avión me impactó lo lindo de los asientos y la configuración.

13

Estaba todo impecable, muy bien presentado y muy sobrio. Diría que es una de la que más me gustó hasta ahora, con la privacidad justa y la vista ideal.

Esta configuración es la misma que tienen los nuevos Dreamliner que a partir del 2018 estarán llegando de manera directa a Buenos Aires desde Toronto 🙂

De las que tuve la suerte de conocer, la de Iberia y British Airways me habían parecido las mejores ya que parecen mini departamentos. La de Air Canada es muy linda también y no se queda atrás.

Mientras iba descubriendo las cosas que había en el asiento, Fernando estaba gestionando la visita al cockpit.

La vista desde la ventanilla.

17

El televisor, la gaveta para guardar los artículos personales donde estaban los enchufes y el control de posición del asiento.

16

Minutos después llegó el llamado para que ingrese al cockpit.

18

Destacar la increíble onda del Capitán. Nos quedamos un rato charlamos acerca del increíble espacio del cockpit, de las rutas, de las postas en Santiago, del Dreamliner…

Mientras iba sacando fotos de todo, la charla continuaba de la mejor manera. No hubo ningún problema ni impedimento para las fotos cosa que agradezco muchísimo.

Luego pasé a conocer el área de descanso de los pilotos.

19

Habrá un Post especial con esto ya que merece la pena conocerla con lujo de detalles para ver un poco más el “detrás de escena” de un avión.

Luego de esta visita me despedí y agradecí a Fernando por el impecable trato y atención que recibí y me dispuse a disfrutar del asiento.

A la hora programada nos empujaron hacia atrás y rodamos a cabecera de pista 11.

20

Sin frenar se aceleraron los motores, sentimos el empuje y despegamos…

En ascenso pude ver mi casa. Como tantas veces visto desde abajo esta vez me tocaba ver todo desde arriba.

21

Continuamos el ascenso mientras pasábamos entre las nubes.

22

Durante el vuelo hubo un servicio rápido.

23

Además de la presentación, el sabor de todo era delicioso.

24

Hace rato no comía unos tomates tan ricos.

Una vez que pasaron a retirar las bandejas me puse a escribir el Post “Gracias Air Canada” que iba a publicar en Santiago de Chile.

Mientras tanto, por la ventanilla, se veía como nos íbamos acercando a la cordillera.

25

Me llamó la atención que no dijeran nada antes del cruce.

Faltando media hora para aterrizar se acercó Laura Mazurier, tripulante de cabina que estuvo muy atenta a todo, para ofrecer visitar el área de descanso de ellos, ubicada en la parte trasera del avión.

No podía decir que no ante ese ofrecimiento. Pero había un detalle…

Previo al aterrizaje tenía que irme hacia el fondo ya que sino iba a ser imposible poder pasar entre las casi 400 personas que iban en el vuelo.

Por este motivo Laura pasó por el asiento cuando faltaban 5 minutos para aterrizar y me llevó hasta la última fila del lado de la ventanilla.

26

Así llego la aproximación final a Santiago.

Y aterrizamos con la sombra del avión 🙂

Rodamos hasta la posición y estacionamos al lado de varios aviones de Latam y uno de Latam Argentina 🙂

27

Mientras los pasajeros comenzaron a desembarcar, me fui al galley trasero para conocer el área de descanso de la tripulación de cabina.

28

Fue sorprendente ver este lugar que también tendrá su Post “exclusivo” 🙂

Si bien ya conocía el área de descanso de pilotos del Dreamliner (similar a lo del 777), no esperaba algo así.

Luego de esta visita me fui hasta la parte delantera a buscar el carry on. En ese momento apareció Joanne, concierge de Air Canada quien me acompañó durante mi breve escala en Santiago de Chile.

Al desembarcar, la foto de perfil.

29

Y desde de frente 🙂

30

Fue un vuelo sencillamente extraordinario ya que me hicieron sentir como en casa.

Los mimos que he recibido (no merecidos) fueron totales.

Agradecer muchísimo a Fernando, jefe de Base de Air Canada en Ezeiza, al Capitán, a Laura Mazurier y a Cynthia quien me mostró el área de descanso.

Al igual que lo dije en los otros Post publicados hasta ahora, todo esto seguramente no hubiera sido posible si Valeria Smith desde Buenos Aires no hubiera gestionado estas cosas, por eso a ella el GRACIAS más grande de todos.

Fue un hermoso vuelo el de Buenos Aires a Santiago de Chile con una tripulación sencillamente sensacional con toda la onda.

El viaje a Toronto comenzaba de la mejor manera y luego de la escala en Santiago era momento de embarcar en el segundo tramo del día que será contado en otro Post 😉

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG


29 respuestas a “Volando de Buenos Aires a Santiago de Chile en clase Business de AIR CANADA

  1. Hice ese vuelo algunas veces pero por desgracia en el gallinero jaja
    Con el directo dejarán de ofrecer el de eze a Santiago? Por que funciona muy bien.

    Impresionante la cantidad de camas para la tripulación

    Me gusta

      1. El vuelo EZE-SCL / SCL-EZE de Air Canada, es uno de los más demandados. El tema de permitir ” 2 ” valijas a despachar por pasajero lo hace muuy atractivo. Y más ahora que está tan de onda ir a hacer comprar allá. Pero no todo es para siempre! 🙂
        Recordás que mi vuelo con ellos quedaba justo en medio del cierre del vuelo ?
        Ya está resuelto. La vuelta la hago con Latam.

        Me gusta

        1. Hola Pope. En Business el vuelo que vos decís iba con un 15/20% tanto a la ida como a la vuelta. Claro, no lo justifica… en Economy pareció que venía muy completo y era una bestia de 450 pax ! Una locura.

          Buenísimo. Estaban haciendo eso con casos como el tuyo.

          Abrazo !

          Me gusta

  2. Pablo, me hiciste sentir de nuevo la emoción de viajar en una Bussiness de tan alta calidad. Como vos no tengo palabras de agradecimiento a Vale, por hacer que por primera vez mi hija pueda disfrutar de tan excelente servicio, estaba extasiada!!
    También tuve la suerte de conocer el cockpit, gracias a la tripulación que tenia muy buena onda.
    Muy interesante el detrás de escena de los pilotos y tripulantes. Sabia que tenian comodidades ocultas como camas o asientos muy cómodos para descansar, pero siempre me pregunte… a donde los meten?!!
    Son viajes que no se olvidan nunca.

    Me gusta

  3. Excelente viaje Pablo! Recién ahora puedo ponerme al día con tus últimos posteos y este tremendo viaje que hiciste por Canadá.

    Una pregunta… El avión que se ve estacionado en la pista abandonada de Ezeiza, sabés cuál es?

    Saludos y ahora sigo leyendo el resto del viaje 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s