Buenos Aires a Lima: el reencuentro con un viejo conocido

Desde el momento que realizamos la compra de los pasajes con el canje de kilómetros LATAMPASS, y al tener el paquete Premium World del Banco BBVA, sabíamos que la previa la íbamos a realizar en el  salón VIP en Ezeiza.

Como habíamos canjeado, teníamos la posibilidad de aplicar los cupones para realizar el upgrade y de esta manera poder volar en Business.

Quirúrgicamente 48 horas antes del vuelo realizamos el check in por la web y luego, tal como corresponde, aplicamos los cupones. Una cosa importante a tener en cuenta: el orden en la lista la da la hora de check in y no la hora en que se aplica al upgrade.

Con los “nervios” por saber si entrábamos, comenzaba el primer vuelo de esta nueva aventura…

Como lo comenté en otras oportunidades soy de los que prefieren esperar en el Aeropuerto.

1

El viernes pasado, con algo más de 3 hs de anticipación llegábamos a la Terminal A del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y nos fuimos directo a despachar el equipaje.

2

Nos imprimieron los boarding pass para ambos trayectos, el de Buenos Aires a Lima y de Lima a New York ambos con el Business confirmado en mi caso y en espera para mi esposa y pareja de amigos.

Sin más que hacer subimos la escalera donde, por cábala y tradiciٌón, tomé la clásica foto con la hora 🙂

3

Pasamos el primer puesto de control que estaba muy tranquilo…

4

Y luego el puesto de seguridad donde prácticamente no había nadie.

5

A los pocos minutos ya estábamos haciendo la fila en migraciones donde se habían juntado más pasajeros.

6

Luego pasamos por el free shop…

7

Y me quedé paseando por la zona viendo algunos aviones entre los que se destacaba el Yankee Tango, el hermoso Boeing 747 retro livery de Lufthansa 🙂

8

Fuimos al VIP de LATAM donde hicimos la previa del vuelo, brindamos por lo que vendría y nos quedamos esperando la hora de embarque.

9

Desde ahí pudimos confirmar el upgrade para 3 de los 4 del grupo que viajábamos y ahí mismo nos imprimieron los boarding pass que faltaban para este primer tramo, sin necesidad de ir hasta el gate.

Una vez que realizaron el llamado para embarcar, nos despedimos del VIP y llegamos hasta la puerta 6 desde donde estaba anunciado el vuelo.

10

Embarcamos por la fila de preferentes e ingresamos a la manga donde pudimos ver la trompa del Boeing 767 matrícula CC-CXC de 10 años de edad.

11

La clásica foto desde la ventanilla de la manga previo a ingresar al avión.

12

Al ingresar me fui a mi asiento en la Premium Business.

13

Como los asientos habían sido asignados con cupones, no hubo forma de elegirlos. Así que nos arreglamos con los demás pasajeros para estar todos juntos.

Finalmente me quedé con una de las ventanillas en la fila 4 🙂

15

Ya ubicados pasó la tripulante de cabina, se presentó y nos ofreció un espumante, cosa que fue aceptada con todo gusto.

14

A los pocos minutos cerraron las puertas, llegó el anuncio del capitán y se retiró la manga…

19

Nos empujaron hacia atrás…

20

Y con las últimas luces de la tarde, rodamos hacia la cabecera de pista 29.

21

Lamentablemente dejaron las luces de cabina encendidas los que dificultó el video por el reflejo.

De esta manera despegábamos y nos despedíamos del Aeropuerto de Ezeiza…

Teníamos por delante algo más de 4 horas así que fue cuestión de disfrutar del atardecer y del sobrevuelo, en ascenso, por Buenos Aires.

22

Cerca de las 21hs, 1 hora después de despegados, pasaron a servir la cena. Entre las opciones había pescado, pollo y carne.

Mi elección fue una “tapa de asado de carne japonesa”. Si, así como lo leen…

23

Que decir… estaba DELICIOSA !!!!

Junto con la comida hice una pequeña degustación de vinos que la tripulante (muy buena onda !!) ofreció. Me habrá visto la cara ? jajaja

Como no podٌía ser de otra manera, luego de la cena, me relajé y me dormí. Con el anuncio del capitán del descenso a Lima me desperté.

Nuevamente encendieron las luces y prepararon la cabina para el aterrizaje.

24.5

Pasó la tripulante a saludar y despedirse, en lo que considero un gesto muy lindo para con el pasajero.

Se escuchó nuevamente la voz del capitán: “Tripulación, próximos al aterrizaje”…

24

A los pocos minutos, aterrizamos en la noche de Lima con las luces de la ciudad.

Rodamos hasta la terminal y estacionamos al lado de un Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas.

25

Bajamos por la manga y con esto una nueva foto de perfil 😉

26

Una vez en la terminal del Aeropuerto, nos despedimos del Boeing 767 que nos había llevado desde Buenos Aires.

27

Después de muchos años y varios viajes, una vez más me reencontraba con un viejo y querido conocido, compañero de ruta en varias oportunidades como lo fue nuevamente el Boeing 767…

Comenzaba de esta manera la primera etapa de este nuevo viaje a New York.

Esta vez, con esposa y amigos.

Hasta la próxima !!

DesdeElPatioBLOG


4 respuestas a “Buenos Aires a Lima: el reencuentro con un viejo conocido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s